El color rojo. Capítulo 1

Pez siamés de Thailandia
El color rojo. Capítulo 1

Participantes

  • el narrador
  • la paciente
  • Hermano de Mary
El narrador

Mary era una mujer saludable que rondaba sus cincuenta años y sólo padecía de una hipertensión arterial moderada. Tenía cuatro hijos y su vida estaba dedicada a las rutinas familiares diarias. Pero esa mañana, algo iba a ocurrir que cambiaría su vida.

Al poco tiempo de despertarse comenzó a sentir un dolor desagradable en su cabeza y empezó con náuseas y vómitos, coincidente con un aumento de la tensión arterial significativo. Cinco segundos después cayó al suelo inconsciente.  Trasladada al hospital una Tomografía de cráneo mostró la presencia de un pequeño aneurisma en la cerebral media y una importante hemorragia cerebral.  Fué consultado neurocirugía y fué intervenida con craniectomía y drenaje.

Cuatro meses más tarde (todavía en el hospital)

Mary se recuperó de la intervención, pero persistió una hemiplejía izquierda , aunque podía hablar y comunicarse, y recordaba todos los aspectos de su vida familiar y las situaciones concretas.  La cuestión más importante era que no podía ver. Comenzó con rehabilitación pero sin una mejoría en su capacidad motora.

La paciente (Mary) durante una noche

“Quita esa cortina roja de ahí, que no puedo ver, todo es rojo”

Hermano de Mary

“Por favor, duérmete ya , es la una de la mañana y estoy muy cansado, no hay ninguna cortina roja ni nada alrededor”.

El narrador

Prácticamente cada noche desde el episodio agudo, Mary decía siempre que veía una cortina roja cuando miraba a algún objeto o persona. Nadie prestaba demasiada atención ya a este detalle, no sólo la familia, sino también los médicos.

Hermano de Mary

“Estoy cansado, ella siempre está desorientada con este color rojo. He hablado con el neurólogo sobre la posibilidad de que la examine un oftalmólogo, pero me ha dicho que todo está bajo control y que esto es un proceso normal”.

“El doctor dice que esto son alucinaciones visuales asociadas al daño cerebral y que no se necesitan más exámenes o pruebas”.

PREGUNTAS Y COMENTARIOS

  1. ¿Tiene alguna sugerencia diagnóstica para este caso?
  2. ¿Cree usted que el doctor encargado del paciente ha sufrido algún tipo de sesgo del razonamiento clínico?

Envíe sus comentarios. Gracias

En el siguiente capítulo (día 23 de Febrero) mostraremos el diagnóstico final y el análisis del caso.

Si lo quiere saber ya mande una donación (ver web) de 1 euro

 

 

Share

3 pensamientos sobre “El color rojo. Capítulo 1”

  1. intrigente consulta

    me llama la atencion la cirugia a cielo abierto..no era candidata a una embiolzacion..la hemorragia la contraindicaba??

Los comentarios están cerrados.