El segundo día: un momento para una mejor calibración en la práctica clínica

Dedicado a Alvaro González Ortiz, R2 de Oncología Médica,  por su estímulo para esta publicación


La evaluación de un paciente se hace en un tiempo breve

En el primer contacto con un paciente, el médico recopila los datos clínicos y de laboratorio y trata de hacerse una idea sobre el problema del paciente, y a continuación debe decidir sobre el diagnóstico y el tratamiento.

En realidad nadie conoce como se hacen una idea los médicos expertos o los residentes sobre la condición clínica del pacientedentro de su cerebro. Pero, lo que si conocemos, es que la representación del problema se lleva a cabo de forma rápida, en ocasiones en cuestión de minutos.  En nuestros días la práctica clínica ocupa gran parte del tiempo de los médicos, y tanto en los hospitales como en los Centros de Salud, deben decidir sobre un numeroso grupo de pacientes, con un tiempo laboral limitado.  Es por ello que en ocasiones “el segundo día” de atención a un paciente puede ser visto como un período de calibración, que puede cambiar aspectos del razonamiento previo y mejorar el diagnóstico y tratamiento inicial.

La Teoría del Pensamiento Inconsciente y la mejora del “segundo día”

El beneficio de una mejora en las decisiones médicas después de un periodo de distracción o descanso o después de volver a visitar al paciente el segundo día, no ha sido demostrado en la literatura. Existe una teoría denominada la “Teoría del Pensamiento Inconsciente” que plantea que el tomar decisiones clínicas complejas tras un período de distracción puede llevar a una mejor calidad de la decisión, en relación a hacerlo de forma inmediata o tras una deliberación consciente. Las publicaciones y ensayos clínicos no han demostrado un beneficio de esta teoría en la práctica y no existen conclusiones definitivas (1-2).  La verdad es que la mayoría de estos estudios se han realizado bajo condiciones artificiales con un corto período de distracción, incluso minutos, de una forma diferente a la vida real.

El segundo día es un momento en el que, en casos difíciles, los médicos pueden integrar la información clínica y ajustar un mejor modelo con todos los datos del paciente.  Probablemente la vida real es muy diferente a un estudio con condiciones pre-establecidas, cuando en la realidad es que vemos en la práctica que los médicos si realizan esta labor inconsciente de calibración.

Quizás, uno de los mejores ejemplos para comparar es la calibración para corregir una trayectoria de un misil o para ajustar los antiguos cañones después de una primera prueba de tiro, pero con la diferencia de que en la práctica clínica no tenemos siempre una segunda oportunidad para cambiar el plan inicial.

Ejemplos de mejora del “segundo día” en la práctica
  • Muchos médicos de una forma inconsciente suelen hacer un resumen mental de los tratamientos de los pacientes, sobre todo de fármacos con riesgo: anticoagulantes, potasio, alergias.
  • Los datos de laboratorio y clínicos pueden integrarse  dentro de la representación del paciente mejorando el modelo de forma no consciente.

  • Generalmente nuevas ideas o modelos pueden aparecer sin una actividad reflexiva.

Bibliografía

1)Vadillo MA, Kostopoulou O, Shanks DR. A critical review and meta-analysis of the unconscious thought effect in medical decision making. Frontiers in Psychology. May 2015

2) Woolley a, Kostopoulou O. Can medical diagnosis “benefit” from unconscious thought? Medical Decision Making . April 2015

 

Share

2 comentarios sobre “El segundo día: un momento para una mejor calibración en la práctica clínica”

  1. ese periodo de “maduracion” no es exclusivo de la entrevista clinica..se da en todos los aspectos de la vida cuando tenemos un problema a resolver..tanto si se trata de redactar un articulo o tomar una decisión

Los comentarios están cerrados.