Una imagen vale más que mil palabras, sobre todo si es definitiva

 

Una imagen vale más que mil palabras, sobre todo si es definitiva

Advertencia: todas las imágenes tienen el consentimiento del paciente

Buscando un dato o un signo

Tras la anamnesis y exploración física el médico conforma en su mente un modelo de  cuál puede ser el problema del paciente. Pero, cuando el tiempo echa a correr tanto el paciente, como la familia y el propio médico comienzan a ponerse nerviosos, ya que la decisiónpara iniciar un tratamiento puede retrasarse, y las posibilidades de un mal resultado aumentan.

Es en ese momento cuando la obtención de un dato, ya sea de la exploración, de imágenes o de laboratorio, que ayude a clarificar la situación,  produce una sensación de gran alivio, y de ese modo pueden tomarse decisiones e iniciar un tratamiento específico.

Mostraremos a continuación dos ejemplos de esta situación.

Disnea, dolor torácico, tos, afebril

Un varón con un diagnóstico previo de cáncer de colon comenzó con disnea de reposo, así como tos sin expectoración ni fiebre. Los hemocultivos y los cultivos de esputo fueron negativos. La radiografía de tórax no mostraba condensación ni cardiomegalia. La saturación de oxígeno con aire ambiente era de 82%. Los valores de hemoglobina eran normales.

Síndrome: Insuficiencia respiratoria

Posibilidades clínicas:

  1. Infección oportunista (intersticial)
  2. Linfangitis
  3. Toxicidad a fármacos
  4. Embolismo pulmonar

Limfoma, ascitis, no dolor abdominal , afebril

Un varón de 70 años tenía un diagnóstico previo de Linfoma no Hodgkin indolente, por lo que se encontraba en seguimiento periódico sin quimioterapia. No tenía antecedentes de enfermedad hepática y sólo tomaba medicación antihipertensiva.

De forma progresiva el paciente comenzó a notar aumento de tamaño del perímetro abdominal, todo ello en los últimos tres meses. No presentaba náuseas, ni vómitos, ni estreñimiento ni fiebre. Los datos de función hepática eran normales, así como los marcadores para infección por virus hepatotropos.

La ecografía de abdomen era normal, incluyendo venas suprahepáticas. El TAC mostraba la presencia de algunas adenopatías retroperitoneales, pero todas inferiores a 1 centímetro. El hígado era normal, pero era evidente la presencia de ascitis.

Síndrome: Ascitis

Posibilidades clínicas:

  1. Enfermedad hepática (no diagnosticada)
  2. Infección peritoneal
  3. Linfoma
  4. Trombosis venosa

RESPUESTAS

Primer caso: Embolia pulmonar e Infarto de pulmón, con la habitual forma clásica descrita como triangular.

 

 

Segundo caso: Ascitis quilosa debido a progresión abdominal de linfoma.

 

Share