Caídas y problemas de visión¿están relacionados?

Roma, Italia

Asistí a su tranquilo final y me permitió conocer su historia. Quince años antes, cuando tenía 63, comenzó a caerse en la calle con cierta frecuencia. Cuando se levantaba  se encontraba bien y podía moverse con normalidad.

Varias visitas al médico general, traumatolólogo y rehabilitador, no resolvieron estos primeros problemas. Hacía 8 años su afición por la lectura comenzó a inquietarla, no veía bien, en ocasiones veía doble, por lo que pidió una visita al oftalmólogo. Recordaba una consulta estrecha, con pequeños cuartos y médicos ocupados que directamente saltaban a los ojos del paciente. Allí encontraron la causa, opacidad de cristalino en ambos ojos. Durante un período de seis meses se sometió a dos intervenciones oculares de cataratas. La luz llegaba mejor, pero los problemas de visión continuaron, con visión doble en ocasiones y dificultad para detectar objetos. Por otra parte cada vez sus músculos estaban más rígidos y tenía una gran dificultad para tragar, sus movimientos eran temblorosos. Ya no podía valerse por si misma y cada vez necesitaba más ayuda.

En una de las últimas visitas al neurólogo todos los síntomas encajaron: era la misma enfermedad de la que había muerto su esposo veinte años antes.

Durante varios años siguió conociendo a su familia, pero poco a poco perdió su memoria y su capacidad de relación. Tenía dificultad para respirar porque sus músculos no tenían energía. Ingresó en el hospital por una infección respiratoria grave y falleció.

Su hija me permitió contar su historia.

 

DIAGNÓSTICO FINAL Parálisis supranuclear progresiva

COMENTARIO: Posiblemente el diagnóstico definitivo de esta paciente tuvo cierto retraso por varios factores. El primero porque muchas enfermedades neurológicas presentan inicialmente los mismos síntomas. Además se requiere una finura en la exploración propia de un superespecialista.

Por otra parte siempre debe realizarse una anamnesis y exploración completa, y descartar todas las posibles causas de un problema. Esta paciente presentaba cataratas, pero muchos de sus síntomas visuales se debían a oftalmoplejía, es decir a la incapacidad para mover de forma voluntaria uno o los dos globos oculares. Este síntoma puede aparecer en varias enfermedades que afectan a los núcleos centrales del cerebro como es el caso, o al recorrido de los nervios oculomotores, como puede ocurrir en casos de diabetes o enfermedades desmielinizantes del sistema nervioso.

MEDIDAS DE MEJORA:

La exploración neurológica debe ser realizada por un especialista experto y se deben enumerar todos los posibles diagnósticos diferenciales.

Aunque una causa explique parte del problema, como en este caso las cataratas para los problemas de visión, no debemos hacer un cierre precoz, es decir debemos descartar otros signos que la expliquen, y todo ello complementado con la anamnesis, incluso en especialidades médicas órgano-centradas.

 

 

 

 

 

Share