Sepsis y el Sistema: un Mejor Equipamiento Mejora el Proceso Diagnóstico

Crecimiento bacteriano

Sepsis y el Sistema: un Mejor Equipamiento Mejora el Proceso Diagnóstico

Cuando un médico visita un paciente con una combinación de fiebre alta, escalofríos e hipotensión, él o ella sabe que el paciente está en riesgo, bajo los efectos de una infección, y en esta situación lo importante es identificar el germen responsable y comenzar el tratamiento antibiótico.

No hace mucho tiempo el procedimiento para identificar el germen incluía esperar al cultivo en un medio específico, esperar a ver el crecimiento bacteriano, y por último identificar visualmente la bacteria via microscopio. Generalmente este procedimiento, en la mejor de las circunstancias tardaba entre 3 y 5 dias, un espacio de tiempo durante el cual no se podía iniciar el tratamiento antibiótico específico.

¿Qué tenemos hasta ahora?

El laboratorio de microbiología es un área clave en el hospital, y cada cambio tiene un impacto directo en la  práctica clínica, para un diagnóstico más rápido y para un mejor tratamiento. En muchos laboratorios la identificación óptica ha sido reemplazada por técnicas más sofisticadas basadas en la identificación genética, gracias a la automatización. Ahora, en menos de 24 horas un médico puede tener identificada la bacteria exacta que origina la infección, para comenzar el fármaco específico. Esto es un ejemplo de la permanente interacción entre el “Sistema” y el proceso de diagnóstico.

Detección múltiple de bacterias

¿Cuáles son las implicaciones para la práctica clínica?

Primero, una vez que conocemos la bacteria en la sangre del paciente, el médico puede seleccionar el tratamiento, y puede reducir el número de antibióticos en ocasiones a uno sólo, el propio para el paciente, porque durante el período de diagnóstico deben utilizarse varios antibióticos para “cubrir” todos los posibles agentes etiológicos. Segundo, la seguridad del paciente aumenta, al reducir el tiempo empleado en el diagnóstico definitivo para identificar la bacteria y comenzar el tratamiento. Además, con ello se reduce la probabilidad de un efecto adverso, ya que los antibióticos pueden originar toxicidad grave

Share