Un curso de supervivencia para residentes y estudiantes de medicina. Capítulo Tres: Lo que no se debe hacer

Cada hospital o Centro de Salud tiene su propia rutina para enseñar a los nuevos residentes, pero créanme o no, la Educación Médica es una actividad tan abierta, que a veces se mantienen malos hábitos dentro del sistema.Los nuevos residentes tratan de “imitar” en cierto modo lo que ven a su alrededor, sin una visión crítica de los detalles. Tienen que sobrevivir, sobre todo en los dos primeros años, en un entorno agresivo bajo la presión de los directivos, la enfermería, los demás compañeros y su propia inseguridad. Sienten que tienen que imitar más que aprender, para “limpiar” el Servicio de Urgencias cuando tienen que hacer su guardia allí.  Después de este primer año empiezan a seleccionar los modelos de sus profesores o colegas para seguir un camino de aprendizaje y descubrimiento.

Me gustaría expresar aquí algunos consejos , en una lista de acciones y actitudes de “NO HACER” para un mejor inicio profesional:

ALGUNAS  ACCIONES “QUE NO HAY QUE HACER” PARA LOS RESIDENTES DE PRIMER AÑO

1. No asumir un signo o síntoma sin comprobarlo. Un nombre es sólo un dato para la comunicación . Imagina que tu compañero dice “paresia”, debes comprobar la situación clínica real, ya que en si misma la palabra no describe el estado del paciente.

2. No escribas toda las anamnesis en un único párrafo. Intenta seleccionar un signo o síntoma clave y describe la información asociada que pueda ser útil para el diagnóstico diferencial. Siempre es mejor dividir el resto de los hallazgos en el apartado clásico de “Organos y Aparatos”.

3. No utilices palabras como “banal” en lugar de decir “normal”. No utilices siglas.

4. No olvides buscar el verdadero apoyo social del paciente.

5. No hay que olvidar el mantener la esperanza y la dignidad del paciente, asegurándole , que es la misma persona de siempre,  pero ahora con un problema de salud.

6. No dejes en blanco el espacio del “Juicio Clínico”. Intenta hacer un resumen del problema clínico, aunque no estés cien por cien seguro. En Medicina nunca se está seguro al cien por cien.  Escribe al menos tres posibles diagnósticos ordenados por probabilidades.

7. No olvides hacer una Exploración Física que incluya Cabeza y Cuello, Tórax, Abdomen y Extremidades (mueve las mantas y sábanas). Observa la espalda del paciente.

8. No te vayas del hospital después de trabajar en el Servicio de Urgencias sin conocer el destino final del paciente.

9. No olvides comunicar a tu compañero durante un traspaso de guardia, las circunstancias especiales o incidencias clínicas  habidas con el paciente o sus familiares.

10. No tomes decisiones clínicas bajo la presión del entorno. Busca tu propia seguridad  y la del paciente.

Autor: Dr. Lorenzo Alonso. Oncología Médica

FORO  OSLER

Profesor de Medicina. Málaga

 

Share